Cuando Enzo solo era una imagen y una canción

jueves, febrero 21, 2019

El 2 de abril de 2015 nació Enzo casi en su forma más completa. Me gusta trabajar sin fechas y sin presiones; que la idea vaya conformándose lentamente. También soy de los que anotan todo el proceso creativo desde el primer minuto porque de vez en cuando me gusta perderme en los recuerdos que me ayudaron a iniciarlo todo. Esa es la razón de que no me haya olvidado cuál fue la imagen que me ayudó a dar los primeros pasos sobre la página en blanco y la canción que empezó a entonar la melodía del bosque.

Por un lado, el fanart de un artista sobre el entonces desconocido The Legend of Zelda: Breath of the Wild. En la imagen se aprecia un Link encapuchado listo para adentrarse en un enorme templo. ¿Qué le esperaba en su interior? La composición de la imagen, la infraestructura tan magnífica y sus colores me cautivaron.

Recuerdo que el detonante fue proponer en el Taller de Escritura Creativa que organizaba entonces escribir una historia combinando la ilustración anterior con un videoclip de Coeur de Pirate (sobre esta artista podría dedicar una sola entrada en el blog). No era un ejercicio fácil pero esa hibridación hizo saltar una chispa en mi cabeza y todas esas ideas sinsentido cobraron forma y lógica.



Durante los dieciocho meses posteriores de escritura y reescritura muchos elementos se vieron alterados. ¡Cómo no! Pero todavía hoy leo en esas primeras páginas aquellas obras que me ayudaron a conformar el Valle del Sol y todo el conflicto posterior.

You Might Also Like

0 comentarios